Noticias


Lunes 18 de Octubre de 2021

Adaptado el plan de contingencia frente a la COVID-19 ante la declaración de “riesgo controlado”

El Hospital San Juan de Dios de León actualiza el protocolo en consonancia con la evolución de la pandemia y elimina el límite de aforo en todos los espacios comunes, aunque mantiene el uso de mascarilla FFPP2 y la distancia social • Para una intervención quirúrgica, todo paciente deberá aportar una PCR negativa dentro de las 72 horas previas, independientemente de que haya pasado la enfermedad o haya sido vacunado.
Adaptado el plan de contingencia frente a la COVID-19 ante la declaración de “riesgo controlado”

El Hospital San Juan de Dios de León ha adaptado su plan de contingencia frente a la COVID-19 después de la Junta de Castilla y León declarara hace un mes la situación de 'riesgo controlado” o nueva normalidad motivada por la buena evolución epidemiológica.

Aunque se ha eliminado el límite de aforo en todos los espacios comunes, ante la necesidad de no bajar la guardia, seguirá siendo obligatorio el uso de la mascarilla –que deberá ser de tipo FFPP2- y el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal de, al menos, 1,5 metros, en los términos establecidos por la Ley 2/2021, de 29 de marzo, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

El horario de visita en hospitalización será de 8.00 a 21.00 horas y únicamente estará permitida la presencia de un acompañante, que no tendrá que ser siempre el mismo y que deberá permanecer en la habitación del paciente con la puerta cerrada y la mascarilla puesta en todo momento. Asimismo, con carácter general, la información médica se proporcionará entre las 13.00 y las 15.00 horas de lunes a viernes.

El acceso al centro para dirigirse a las plantas donde los pacientes están ingresados deberá realizarse exclusivamente por la puerta de entrada principal del Hospital San Juan de Dios de León.

Área quirúrgica

Para una intervención quirúrgica, todo paciente deberá aportar una PCR negativa dentro de las 72 horas previas, independientemente de que haya pasado la enfermedad o haya sido vacunado. En este sentido, no se admitirán ningún test de anticuerpos o antígenos ni serología cuantificada.

Durante el traslado del paciente al quirófano el acompañante será conducido a la sala de espera de la quinta planta. Allí el personal asistencial le informará y solventará sus dudas.

La circulación de pacientes y usuarios por el resto de áreas se mantendrá con normalidad. En especial, en todo lo referente a la actividad ambulatoria (consultas externas, rehabilitación, pruebas diagnósticas, cirugías, análisis clínicos, urgencias…), así como otros servicios no asistenciales (atención al paciente, SAER, Protección Internacional, mantenimiento…).

El fin último es preservar la salud de los pacientes que se encuentran hospitalizados, limitando las posibilidades de contacto con familiares y usuarios que pudieran actuar como vectores de transmisión de la COVID-19, así como preservar la integridad de todos los profesionales sanitarios que se dedican a su cuidado.

Adicionalmente, se podrán establecer otras medidas alternativas o bien modificar las mismas en atención a las circunstancias de cada momento.

Todas estas normas están accesibles en la página web del Hospital San Juan de Dios de León y mediante cartelería QR en las distintas unidades del centro.

 

 

 

 

 

Compartir esta noticia
Compartir en facebook      Compartir en twitter